No, no tienes una sola bala. Tienes infinitas (Parte I)

Crecemos creyendo que hay que crear un negocio que funcione, o de lo contrario estamos condenados a trabajar de por vida en un empleo que nos disgusta. Y no, no es así. No tenemos una sola bala. Tenemos infinitas.

Un aspecto, que muchos países exitosos tienen en cuenta al momento de formar a sus jóvenes, es erradicar el miedo al fracaso. La mayoría de los emprendimientos fracasan. La mayoría de los emprendedores fracasan (y si tienen suerte lo harán unas pocas veces).

En cambio, en otras partes del mundo, se observa el fracaso como un motivo de burla. Y no hay nada más lejano. El fracaso simplemente es ir encontrando el camino hacia aquellas cosas que sí funcionan, descartando las que no dieron resultado.

Pero el problema surge cuando creemos que tenemos una sola bala.

Si tenemos esa creencia, vamos a fracasar en nuestro primer proyecto. Y seguramente, nuestra mente piense que es imposible emprender y cierre por completo las posibilidades de seguir intentándolo.

Cuando te apuntan con un arma, tus opciones no son hacer lo que quieren o morir. Tienes otras 148 opciones, como sacar una más grande. (Harvey Specter)

Tienes infinitas balas. Y la clave está en continuar disparando hasta dar en el blanco Clic para tuitear

¿O crees que todos aciertan en la primera?

 

Decidí crear muchas cosas en simultáneo

Hace un tiempo, me dijeron: Fede, a esta edad tenes que crear muchas cosas… Con que una sola funcione, el resto valió la pena.

Y lo mismo hacen los inversores. Dividen el riesgo de su dinero en varios proyectos. No apuestan todo a uno, y si pierden, se quedan sin nada. Apuestan a muchos proyectos. Dan el 100% de su esfuerzo a cada uno de ellos para sacarlos adelante, y siempre alguno de ellos funciona. Con que uno solo funcione, cubre las pérdidas de los otros.

Con esa mentalidad, decidí crear varios proyectos en simultáneo. Y voy a continuar haciéndolo hasta que uno funcione en un 100% para mantenerlo.

Los motivos principales por los que decidí emprender muchos proyectos en simultáneo son:

  • Aprendizaje: de todos mis proyectos aprendo algo (funcione o no).
  • Dinero: trato de generar ingresos extra a través de cada uno de mis proyectos.
  • Independencia: decidí desde el día uno, responder simplemente a mí y a mis clientes.

Una foto publicada por FEDERICO BONGIORNO (@bongiornofede) el

Cómo divido mis proyectos

Está claro que no podría empezar todos proyectos a largo plazo y no ganar dinero rápidamente porque se complicaría la ecuación de seguir apostando a crear más. Por lo tanto, divido mis proyectos en algunas áreas puntuales para poder equilibrar la balanza entre apuestas a largo plazo y generación de ingresos a corto plazo.

Generar ingresos rápidamente – Corto Plazo

Lo primero que hago es asegurarme un ingreso mínimo necesario a través de proyectos de generación de dinero a corto plazo como es la venta de servicios o info-productos.

De esta manera, mis gastos están cubiertos a través de un flujo de dinero básico que puedo intentar aumentar mes a mes. Me da aire para apostar a otro tipo de proyectos más a largo plazo.

Generar aprendizaje y redes – Mediano Plazo

Estos proyectos son para ampliar mis conocimientos y mi red, como el título lo indica. En ellos se pueden observar proyectos como mi blog, o mi lista de suscriptores.

Como te comenté en mis principios de aprendizaje, todos los días intento aprender algo nuevo. Y cada cosa nueva que aprendo, la aplico a uno de estos proyectos. De esta manera, nadie puede quejarse si sale mal ya que es 100% mío. Y si funciona bien la puesta en práctica, puedo replicarlo en mis otros emprendimientos.

Por otro lado, me ayudan a conocer más gente. Los lectores de mi blog o suscriptores de mi newsletter siempre me ayudan a ampliar mi red de contactos.

Jugar fuerte – Apuestas a largo plazo

Y finalmente, siempre me gusta pensar en grande. Por lo que intento comenzar proyectos más ambiciosos con el objetivo de transformarlos en empresas grandes tanto a nivel país como a nivel regional. Pero sé que eso lleva tiempo. Por lo tanto, los primeros dos puntos me ayudan a llegar con aire y una red de contactos más amplia para alcanzar los objetivos de este punto.

Estamos para trascender, y jugando a lo seguro se vuelve aburrido. Hay que apostar fuerte.

La vida es sumamente interesante como para pasar desapercibidos Clic para tuitear

Pronto vendrá la segunda parte…

Sobre el autor Ver todas las publicaciones Web del autor

Federico Bongiorno

Creo cosas en Internet que las podes ver en LinkedIn. Viajo por el mundo, escribo y disfruto de emprender. Mi niño interior es mi director creativo y desde hace unos años tomé la decisión de convertirme en un nómada digital a través de empresas en Internet.

Click aquí para escribirme un e-mail.