¿Qué hacer en Bariloche en julio?

Bariloche es linda todo el año. Pero en invierno es todavía más especial, porque llega la nieve y se abre todo un abanico de posibilidades para hacer actividades en la ciudad. Por eso, en este blog de viajes te contamos lo que podés hacer en Bariloche en julio.

Deportes de invierno

Bariloche en julio se viste de blanco y esto marca el inicio de la temporada de deportes de invierno. En estas fechas, viajeros de toda Latinoamérica visitan las pistas de esquí para deslizarse montaña abajo. Hay varios centros de esquí en los alrededores de Bariloche, con una oferta muy variada:

Catedral Alta Patagonia

Es el centro de esquí más grande de Bariloche y con mayor cantidad de pistas, tanto para expertos como para principiantes. Está ubicado a 19 km de la ciudad y abre sus pistas de junio a octubre. Acá vas a encontrar distintas opciones para practicar esquí, no solo en pista sino también freestyle, y snowboard.

Piedras Blancas

Es el primer centro de esquí de la ciudad y está ubicado sobre la ladera sur del cerro Otto. Tiene una escuela de esquí para principiantes y 3 km de pista exclusiva para hacer culipatín. Si viajás con chicos a Bariloche en invierno, éste puede ser el lugar ideal para que ellos pasen las mejores vacaciones.

Centro de Ski Nórdico

A 1 km del complejo Piedras Blancas vas a encontrar este centro donde se practica un estilo de esquí diferente: el nórdico. Esta modalidad permite desplazarse en todos los terrenos, incluso en subidas, gracias al diseño de sus esquís. Las pistas de este centro cuentan con más obstáculos que las de Catedral y Piedras Blancas, ya que atraviesan zonas boscosas. Pero, a su vez, dan a los visitantes una de las mejores vistas de la naturaleza cubierta de nieve de Bariloche en julio.

Además de deslizarte cuesta abajo, en estos centros de esquí vas a poder hacer otras actividades de invierno, como alquilar motos para nieve o -en el caso del Piedras Blancas-, hacer zipline en los bosques del cerro Otto.
Entre Piedras Blancas y el centro de Ski Nórdico está localizado el refugio Neumeyer, desde donde podés hacer caminatas en el bosque con raquetas o botas especiales. Incluso se organizan salidas nocturnas y visitas a lagunas congeladas.

Otros paseos imperdibles

La ciudad tiene muchos paseos típicos que no tenés que dejar de hacer, no importa en qué momento del año la visites. Por eso, tené en cuenta estas actividades en Bariloche en julio, que no necesariamente tienen que ver con la nieve:

Circuito Chico

El Circuito Chico es una de las actividades más lindas para hacer en Bariloche. En invierno vas a tener vistas únicas del paisaje nevado desde sus miradores, en los cerros Campanario y Llao Llao, en Bahía López y en Punto Panorámico. Podés terminar el paseo en Colonia Suiza, donde vas a disfrutar de una rica taza de chocolate caliente o de un buen guiso.

Circuito Grande y Siete Lagos

Bariloche es solo la primera escala en esta excursión. Siguiendo una sección de la ruta 40, vas a poder conocer Villa La Angostura, San Martín de los Andes, Junín de los Andes y algunos de los lagos más lindos de esta parte de la Patagonia.

Por otro lado, hay muchos otros paseos y actividades que se pueden hacer en Bariloche en invierno, pero que dependen de las condiciones del clima y las rutas. Este es el caso de la navegación a Puerto Blest, a Isla Victoria y al Bosque de Arrayanes; o la visita al cerro Tronador y Ventisqueros Negros. Si el tiempo lo permite, aprovechá la oportunidad para hacer algunas de estas actividades. No te vas a arrepentir

Ahora que ya sabés qué hacer en Bariloche en julio, reservá tu viaje al sur argentino . ¡Conocé uno de los destinos más lindos del país!

Leave a Reply

Your email address will not be published.