¿Cómo viajar, estudiar, trabajar y dormir?

A veces yo mismo me pregunto como hice para combinar todas estas cosas. Cómo hago para viajar, estudiar, trabajar y encima tener tiempo para dormir. Muy fácil: tiempo sobra. 
Ésta oportunidad de combinar mi pasión con mi trabajo, fue consolidada gracias a mi blog. Transformé mi manera de disfrutar el tiempo, en mi ingreso económico y en el medio para viajar por el mundo. Todo esto, fue posible gracias a la perseverancia y visión que generé a través de esta plataforma donde comparto mi manera de pensar sobre los viajes y todo tipo de desplazamientos.

Viajo siempre que surge la oportunidad

No me limito. Siempre que surge la oportunidad, acomodo todo con el fin de poder realizar el viaje. Es lo que amo, ¿por qué habría de evitarlo? 
Por este motivo, cada vez que surge un nuevo viaje, me acomodo. Hace poco estuve viajando por el sur de Chile, gracias a la invitación que me realizó la cadena de hoteles Holiday Inn, y continué trabajando durante el mismo. No pierdo las oportunidades, ya que nadie sabe cuando podré visitar estos destinos nuevamente. Cuando uno desea algo, el universo conspira para que pueda alcanzarlo. Es por eso, que mi entorno se fue amoldando a mi estilo de vida, que es viajar y conocer el planeta en cada oportunidad que me surge. El mundo es inmenso, y la vida es muy corta: si no es ahora, ¿cuándo?

Soy absolutamente responsable con mi trabajo

Soy lo que se denomina “nómada digital”, es decir, que trabajo desde cualquier lugar del mundo que posea Internet. Por este motivo, todos mis viajes los planeo en base a ello. Pondero los lugares que posean una conexión fluida a Internet, con el fin de poder gestionar mi trabajo. Cómo hago para viajar por estos lugares, es simple: siempre me informo antes al respecto.
Es muy importante no dejarse estar. Si hay instantes en que no vas a poder estar conectado, tenes que prever y dejar todo programado y resuelto para la ocasión. Yo hago eso: previo a un viaje, trabajo muchísimo para dejar todo programado y resuelto. De esta manera, durante el viaje solo basta con gestionar y estar al tanto de lo que va sucediendo.
Yo trabajo en el ámbito del Marketing Online, y escribo para diversas plataformas. De esta manera, mientras viajo continúo trabajando. Voy abriéndome lugares en la agenda para tener tiempo de trabajar en mis responsabilidades.

Hoy en día, estudio a distancia (pero ESTUDIO…)

Debido el estilo de vida que comencé a llevar gracias a los viajes, se me imposibilitó continuar una carrera universitaria de formato común. No me alcanzaban las asistencias. Por este motivo, continué estudiando la carrera de gestión turística en una universidad que me permite estudiar a distancia. ¿Cómo hago para estudiar durante mis viajes? Con esfuerzo…
Comencé a estudiar durante mis viajes, en los vuelos entre un lugar y otro (no recomiendo intentar aprender sobre administración en medio de una turbulencia), en mis ratos libres, etc. Pero eso sí, por seguir mi estilo de vida, no descuidé el estudio. Lo siento como una herramienta que me permite tener más competencias en la vida profesional dentro del ámbito que me apasiona. De esta manera, encontré el equilibrio entre el estudio, trabajo y viajes. Así fue como sigo promocionando las materias de la carrera. Eso sí, he estudiado mientras miraba el volcán Osorno, o mientras el avión sobrevolaba la cordillera de los Andes. Estresante… 

La intención de este post es demostrarles que no es imposible llevar un estilo de vida que mantenga un equilibrio entre responsabilidades y nomadismo. Es absolutamente viable, más aún con las conexiones que el Internet nos brinda hoy día. Por este motivo, las excusas no son más que trabas. Hay que proponerse el objetivo, y perseverar hacia el mismo.

Pero eso sí, nunca dejen de viajar y ser coherente con tus sueños…

Leave a Reply

Your email address will not be published.