Cómo planificar un viaje si no se por donde debo empezar

Hablemos de este tema: qué hacemos cuando no sabemos por donde comenzar a planificar un viaje. Si abro mi e-mail o veo los mensajes privados de mi página de Facebook puedo encontrar una gran coherencia entre las diferentes personas que me contactan con dudas muy similares:

¿Me podes ayudar a planificar un viaje a tal lugar?

¿Cómo hago para comenzar a viajar por el mundo? 

¿Cómo haces para mantener tus viajes organizados cada vez que salís?

Tomemos el viaje como un proyecto, porque lo es. En cada nuevo proyecto que empezamos nos enfrentamos a una incertidumbre total hacia lo desconocido. Me crucé dando vueltas por la web con un post sobre qué hacer cuando no sabes por donde empezar y me inspiró a escribir esto siguiendo sus pautas. Podemos hacer millones de planes, pero no sabemos como van a resultar cuando los apliquemos en la vida real. Podemos planear tomar un tren a las 14hs, pero un problema de tránsito hace que perdamos ese horario y cambie nuestra ruta de viaje. A mi también me sucede constantemente cuando me enfrento a nuevos proyectos. Un ejemplo claro de esto es cuando comencé mi startup y me enfrenté a situaciones que todos vamos a enfrentar alguna vez en la vida.

Llevar un estilo de vida poco convencional es un desafío muy interesante. Obviamente planificar un viaje conlleva momentos de incertidumbre, momentos de incomodidad y otros muy buenos. Hay de todo. Pero es algo que se perfecciona con la práctica. No hay otra opción. Pero ahora vamos a ver algunos aspectos sobre cómo planificar un viaje cuando no sabemos por donde arrancar:

1. DEFINE TUS OBJETIVOS SOBRE VIAJAR POR EL MUNDO

Ésto es lo primero que respondo cuando me llegan estas consultas. Tus objetivos de viaje seguramente sean muy diferentes a los míos. Así que lo primero que tenes que saber es: ¿qué diablos queres en tu viaje? Si no tenes en claro lo que queres es imposible viajar por el mundo. No te puedo aconsejar si no tenes la menor idea sobre qué tipo de viaje queres: ¿una playa? ¿una ruta de castillos? ¿conocer las aldeas alejadas de algún país?

Cuando la gente no avanza es porque no tiene un horizonte. Entonces lo primero que tenemos que hacer es definir nuestro objetivo lo más detallado posible. Veamos un ejemplo:

“Quiero viajar durante 4 meses por Europa. Me gustaría conocer 16 países (listado de los mismos), sus capitales y cinco destinos puntuales de cada uno de ellos. Quiero gastar un promedio de 2 euros mensuales (¡Wowwww contame el secreto!) y planeo hacerlo en el avión privado de un jeque árabe”. 

Detalla. Detalla lo más posible. Aunque después en el camino cambies el rumbo, tener un objetivo te ayuda a dar el primer paso que tan difícil es.

¿NO TENES LA MENOR IDEA DE DONDE QUERES IR?

Esto es completamente normal. Hay tantos destinos alrededor del mundo que elegir UNO puntualmente es sumamente jodido. Me pasa seguido. Te doy algunos tips para poder definir tu destino ideal y planificar un viaje perfecto:

   Definí tus gustos –> Googlealos –> Busca destinos que sean afines.

   Definí tu presupuesto –> Busca destinos que se ajusten a lo que te da el bolsillo.

   Si queres alejarte de todo –> Busca algo totalmente diferente a tus gustos cotidianos.

2. ¿CÓMO VAS A CUMPLIR EL OBJETIVO QUE PLANTEASTE?

Cuando ya sabes a donde queres llegar, tenes que saber cómo vas a llegar a ese lugar. Imaginate que estas en la puerta de tu casa y queres llegar a la casa de enfrente. Perfecto, ahora tenes que dar 15 pasos para llegar a tu objetivo (la otra casa). Éste paso se basa simplemente en dividir un objetivo grande en tareas mucho más sencillas y aplicables. Vamos a un ejemplo nuevamente:

Supongamos que quiero planificar un viaje a Europa durante dos meses en Octubre del 2015:

1. Definir destinos a visitar.
2. Cuanto tiempo me llevaría visitar cada lugar a mi gusto.
3. Buscar como puedo unir los diferentes destinos.
4. Comparar precios entre las diferentes maneras de unirlo.
5. Definir presupuestos que pretendo y puedo gastar.
6. Elegir mis lugares de alojamiento y comparar las opciones.
7. Reservar mis lugares (si es que quiero hacer el viaje de esta manera).


Preguntas que la publicación que me inspiró recomienda hacerse en esta instancia:

  • ¿Cuánto tiempo me va a llevar?
  • ¿Cuánto dinero me va a costar?
  • ¿Qué habilidades necesito para cumplir?
  • ¿Qué contactos me hacen falta?

Es interesante plantearse estas preguntas y aplicarlas a nuestro objetivo (viajar por el mundo). Seguramente hay cosas que no puedas responder detalladamente. Pero generar un plan de acción en pasos más sencillos, nos ayuda a saber para donde ir cuando no tenemos idea cómo avanzar a la hora de planificar un viaje.

   PROBA CON LA PRÁCTICA DEL CINE: COMENZA POR EL FINAL

Si no sabes que pasos deberías dar para alcanzar tu objetivo realiza esta práctica. Empeza por el final: viajar a Europa. ¿Cómo podría ir hacia atrás en mis pasos? Veamos un ejemplo claro de esto para que me entiendas mejor:

SUPONGAMOS QUE ESTOY EN EUROPA

1. Tengo que estar alojado en algún lugar (¿Dónde?)
2. Voy a tener que comer todos los días (¿Cuánto pretendo gastar?)
3. Antes de elegir un lugar comparé precios (¿Cuáles comparé?)
4. Si ya estoy alojado, es porque elegí un destino (¿Qué destinos elegí?)
5. Si llegué a destino es porque utilicé un transporte (¿Cuál? ¿Por qué lo elegí?)

   COMPARA, COMPARA Y NO TE CONFORMES: SIEMPRE HAY ALGO MEJOR

Es importante que no te duermas en la primer opción. Puede ser que te de fiaca, pero tenes que hacerlo. Por ejemplo hay millones de maneras de llegar a tu destino: avión comercial, low cost, tren, auto-stop, etc. Busca las diferentes opciones y compara. Siempre que puedas busca alternativas y cuestionalas. Dale mil vueltas. Planificar un viaje es eso: comparar constantemente para llegar a la mejor opción posible.

   AL VIAJAR POR EL MUNDO HAY QUE SER SUMAMENTE FLEXIBLE

Seguramente a lo largo de todos estos pasos te van a surgir dudas. Habrá muchas cosas que van a hacer ruido en tu cabeza. Recorda que ésto es una guía. Si hay algo que no te convence, cambialo. Es tu viaje. Es más, cuando estés viajando por el mundo y quieras seguir un itinerario fijo no vas a poder. Los cambios son inevitables. De hecho, de las situaciones más impensadas surgen las mejores anécdotas. Los viajes tienen que estar adeptos a cambios inminentes y espontáneos.

Hace todos los cambios que creas necesarios: antes y durante el viaje. Hacelos sin dudar.

3. NO HAY EXCUSAS: ELIMINALAS AHORA

Seguramente encuentres un problema para cada solución. Ésto es algo que tenes que evitar. Aparecerán excusas, problemas y personas que meten trabas. Evitalas. Deja de lado estas excusas y avanza. Conozcamos las más comunes:

   NO TENGO PLATA PARA VIAJAR

Buenísimo, el dinero no se hace solo. No vas a plantar un árbol de billetes y van a crecer. ¿No tenes plata? Entonces deberías cambiar la pregunta por: ¿Cómo genero el dinero que necesito? Si queres saber más sobre como hacer para tener ingresos alternativos y vivir viajando por el mundo te recomiendo leer la siguiente publicación:

   NO TENGO TIEMPO

Tenes un trabajo fijo difícil de acomodar. No te sentís cómodo en tu trabajo: ¿por qué seguís ahí? Si es porque necesitas dinero, volve al punto anterior y relee con detenimiento. El tiempo lo hace uno, no hay excusas para no tenerlo. Así que planteate la manera de obtener un poquito más de tiempo. Una recomendación si queres tener tiempo, es invertir en vos mismo y en lo que sos bueno. Por eso te recomiendo leer esta publicación:

   NO ME ANIMO A DAR ESE PRIMER PASO

El miedo por lo nuevo es algo normal, lo vimos al principio del post. Pero también es normal que una vez que damos el primer paso firme, los demás llegan sin temor. Lo que cuesta es empezar, una vez que la rueda empieza a rodar todo se mantiene en movimiento. Si necesitas inspiración para dar ese primer paso te recomiendo leer lo siguiente:

4. PEDIR AYUDA DE LA MANERA CORRECTA

Ésto, Ángel lo ejemplifica de una manera genial. Cuando nos atasquemos -que es normal que suceda-, deberíamos pedir ayuda. Pero preguntar de manera correcta cambia muchísimo los resultados. Si vamos a pedir ayuda, seguramente sea a una persona más experta que nosotros en ese ámbito (o eso sería lo recomendable). Si es alguien más experto te aseguro que debe tener sus preocupaciones en la cabeza: no lo hagamos perder tiempo. 

Hay dos ejemplos con los que vas a entender muchísimo mejor a lo que voy:

Persona 1: Quiero viajar por el mundo… ¿Cómo hago para empezar?

Persona 2: Estoy planeando un viaje a París, estuve buscando un lugar donde pueda comparar los hoteles que necesito para alojarme… ¿Qué página web me recomendas para elegir el mejor precio?

Pregunta cosas puntuales. El segundo ejemplo va mucho más al grano y es más fácil de responder para una persona más experta en el tema. Así que vamos a darle las cosas más servidas para que nos de una respuesta más concreta. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.