5 motivos por los que deberías viajar solo alguna vez en la vida

Es absolutamente posible viajar solo y no sentirse solo. Muchos creen que si tomamos la decisión de comenzar un viaje de este estilo vamos a estar todo el tiempo solos. Nada más alejado de la realidad. Al contrario. Vas a estar muchísimo más tiempo acompañado que solo.

Particularmente yo, la primera vez que viajé solo al exterior tenía miedo. Todo lo nuevo da miedo. La incertidumbre se apodera de nuestra cabeza y pensamos en las mil cosas malas que nos pueden suceder (pero obviamente no pensamos en las millones de cosas buenas que SÍ nos van a suceder). 

Quizás pase por tu cabeza procrastinar la tarea. Patearla para más adelante. Para cuando seas “más experimentado”. Son excusas, que pueden convencernos, pero excusas al fin. Si algo te llama la atención y queres hacerlo, hacelo ahora. Nada de seguir posponiendo. Cuanto antes comiences mejor. Por este motivo ahora te voy a dejar un listado de motivos por los cuales deberías viajar solo mínimo alguna vez en la vida:

AL VIAJAR SOLO DESAFIAS TODAS TUS INSEGURIDADES

Dicen que la vida es eso que sucede fuera de la zona de confort. Es una zona donde nos sentimos cómodos. Es ese lugar donde nos animamos a caminar sin mirar a los costados. Y obviamente, al sentirnos 100% cómodos nos relajamos. No tenemos inseguridades ni temores, no sufrimos ningún tipo de ansiedad. Pero ojo, esta tranquilidad con el tiempo se torna aburrida. Rutinaria. Para que entiendas un poco más te dejo un video de Youtube que lo explica más detalladamente:

Ahora… ¿Querés vivir toda tu vida en la zona de confort? Viajar solo nos permite esto, salir de esta rutina cotidiana y lanzarnos a vivir un poco más “incómodos”. A sentir esa incertidumbre sobre un nuevo lugar. A palpar una nueva cultura. A conocer y abrir nuestra mente. Si nos quedamos quietos en nuestra zona de confort nunca vamos a aprender algo nuevo (por miedo a hacerlo).

Un ejemplo claro de esto: si sos tímido y elegís viajar solo, vas a conversar con gente en el trayecto. Seguramente con el tiempo ya se te de más fácil iniciar una conversación con un desconocido. Vas a desafiar tus inseguridades y cada vez te vas a sentir más cómodo fuera de esta zona de confort. Es decir, estiraste los límites y creaste una nueva zona para sentirte cómodo. Suena bien, ¿no te parece?

TE DARÁ TIEMPO PARA RELAJAR TU CABEZA 

Muchos vivimos en grandes ciudades donde la vorágine es cotidiana. El movimiento, las luces y el desenfreno no dan descanso. A raíz de esto elegimos viajar para cambiar de aire. Para que nuevas culturas nos den un poco de su cotidaneidad y de esta manera relajar un poco nuestra cabeza.

Entonces para que entiendas, viajar solo te permite esto: relajarte. Si queremos tomar una pausa y sentarnos a apreciar un monumento histórico, podemos hacerlo. Si queremos caminar en un parque y sentarnos en su pasto, podemos hacerlo. Si queremos caminar hasta una cascada que se encuentra a varios kilómetros, podemos hacerlo. Manejamos nuestro tiempo. No seguimos la vorágine de un grupo, por lo que se hace todo mucho más fácil para seguir nuestros tiempos. Es la mejor manera de relajarnos.

Si necesitas un descanso y reacomodar tu cabeza, viajar solo te lo permite. Hacer todo a ritmo propio es la mejor manera de descansar.

VAS A ENCONTRAR LA LIBERTAD DE LO DIFERENTE

Muchos nos hablan de libertad pero pocos son los que se animan a poseer un poco de esa alquimia. Si elegís viajar solo te vas a dar cuenta realmente de lo que es la libertad. Si un día queres quedarte acostado y descansar vas a poder hacerlo con absoluta libertad. Si al otro día decidís que no queres recorrer la ciudad e irte hacia unas playas que se encuentran a unos kilómetros de distancia, podes hacerlo. Esta cintura que nos permitimos al viajar solos es fantástica. Nos da la chance de ELEGIR. 

La libertad de elegir es clave. Disfrutar un día de un canopy en Costa Rica de manera imprevista es algo que podes hacer si estás solo. Si estás en grupo, el movimiento espontáneo se hace más rígido. Es mucho más difícil convencer a un grupo de hacer algo diferente en un momento determinado que tomar la decisión si estamos solos y salir realizarlo sin más excusas.

VAS A CONOCER MUCHÍSIMA GENTE INTERESANTE

Uno de los 6 consejos para jóvenes que escribí hace un tiempo fue hacer mucho networking. Siempre que puedas conocer a alguien es importante. Al viajar solo sucede esto, conocemos gente constantemente. Si decidís hacer una excursión, seguro conozcas a alguien mientras participas de la misma. Si vas a tomar algo a un bar, seguro converses al menos con el barman. Si entras a un restaurante, pregunta por el dueño o el encargado y conversa con él. 

Hacer conexiones todo el tiempo nos lleva a conocer gente muy interesante. No sabes cuando la vida te va a cruzar de nuevo con esa persona. Son esos encuentros espontáneos que muchas veces no se repiten pero que nos enseñan algo. En un viaje pasa constantemente, conocemos gente que quizás no vayamos a cruzar nunca más. Pero siempre algo vamos a aprender. 

Por ejemplo me ha pasado de conversar un largo rato con el dueño de un restaurante muy creativo en Puerto Montt. Conversamos de temas varios, me mostró la historia del lugar y gracias a eso aprendí cosas que de otra manera no hubiera conocido (como que el restaurante estaba emplazado en una casona de más de 100 años de antigüedad). 

Otra vez, me senté a esperar un ómnibus que me llevaría de una provincia a otra y comencé a charlar con el señor que tenía al lado. Un profesor universitario de historia que pronto se iría de viaje a Cuba. Me contó que se alojaría en una casa familiar dentro de La Habana y me pasó el contacto de ellos.

Las conexiones generan más conexiones. Eso es algo que hay que aprovechar muchísimo (más viajando solo).

PORQUE VAS A APRENDER MUCHÍSIMO

Éste tema no lo voy a explayar mucho. Siempre digo que viajando se aprende. Se aprende mucho más que en otros formatos tradicionales. Aprendemos historia, costumbres, valores, relaciones personales, idioma, etc. Podría seguir agregando cosas, pero sería en vano. Todos los que alguna vez viajamos volvimos con un aprendizaje nuevo. 

Al viajar solo vas a poder asumir mucho más la historia que te están contando. Vas a poder hacer las preguntas que queres hacer. No vas a depender de los tiempos de un grupo. Te vas a dar la oportunidad de dedicar el tiempo que creas necesario a cada tema que estás aprendiendo. ¿No te parece una idea fantástica? 

Leave a Reply

Your email address will not be published.