5 ideas que me cambiaron la vida (y quizás cambien la tuya)

Hoy me llegó un e-mail en donde un emprendedor que conocí hace poco compartía una publicación que se titulaba diez ideas que me cambiaron la vida. En éste e-mail invitaba a sus lectores a realizar un post sobre ideas que hayan cambiado su manera de ser a lo largo de su vida. Me gustó la finalidad de compartir ideas que hayan cambiado un poco mi manera de pensar y actuar desde el momento en que las adquirí hasta el día de hoy. Su e-mail empezaba así…

Hay ideas muy poderosas, que tienen la capacidad de cambiar para siempre la manera en la que ves el mundo. Porque una vez que sabes algo, ya no puedes borrarlo de tu cabeza. No puedes dejar de saber.

Entonces hoy te quiero hablar de algunos conceptos que me parecieron muy interesantes en el instante en que los escuché. Hoy los pienso constantemente y sigo estando sumamente de acuerdo. La finalidad de éste post es esa: compartir con vos las ideas para emprender que cambiaron mi forma de pensar a lo largo de los años. Puedes estar totalmente de acuerdo o no, pero te aseguro que te harán pensar aunque sea un poco. Y todo lo que nos haga pensar es bueno.

 

1. Deja de quejarte del entorno

Hay una frase de Bill Gates que dice: “Si naciste pobre, eso no es tu culpa. Si moriste pobre, eso si será tu culpa”. No hay nada más real que esta frase. Muchas veces se dice que aquellas personas que viven en condiciones económicas más vulnerables tienen menos oportunidades que aquellas que tienen un buen pasar. Que haya menos posibilidades no quiere decir que no las haya. Rige en la perseverancia de cada uno explotar los recursos que tiene a su alrededor para progresar.

Conozco muchos casos de emprendedores que empezaron desde muy abajo y eso les ayudó a tener una capacidad financiera diferente que aquellos que empezaron desde más arriba. Aprendieron a cuidar mejor el dinero y de esta manera pudieron enfrentar mejor las adversidades que les ponía delante su emprendimiento.

Por éste motivo la idea de no quejarse de lo que nos tocó me parece fundamental. Cada uno tiene una historia de vida diferente y debe ser capaz de transformar la realidad que lo rodea en algo positivo. Si logras hacer esto te darás cuenta que no importa tener más o menos oportunidades. Lo que importa es saber cómo utilizarlas cuando aparecen.

 

 

2. Consigue libertad financiera para disfrutar tu tiempo

Ésto lo aprendí en el último tiempo. A veces no es necesario tener demasiado dinero cuando el que tenemos nos permite manejar nuestros tiempos a gusto. Si logras alcanzar un nivel de ingresos que a la vez te permita disfrutar del tiempo a tu manera te aseguro que serás mucho más feliz que acumulando millones sin tener siquiera tiempo de gastarlos.

Conseguir la libertad de disfrutar un martes por la tarde andando en bicicleta o un jueves por la mañana tomando un café con un amigo es algo que no se canjea por nada. Encontrar el equilibrio perfecto entre ingresos y tiempo libre te permite ser mucho más feliz. A esto muchos le llaman libertad financiera: tener el poder de generar ingresos mientras disfrutas tu tiempo haciendo algo que realmente disfrutes hacer. La libertad financiera no es algo simple de conseguir, pero realmente es muy posible alcanzarla. Conozco muchísima gente que vive de esta manera y hoy en día yo mismo te puedo decir que estoy disfrutándola.

 Si te interesa más este tema te recomiendo el libro finanza pragmáticas.

 

 

3. Sé autodidacta y no dejes de aprender

Muchos creen que la capacitación se basa en la educación tradicional y basta. Antes de comenzar la universidad creen que deben estar los cuatro, cinco o seis años de su carrera aprobando materias, para recién ahí estar capacitados para ejercer algo que constantemente está cambiando gracias al mundo vertiginoso en el que vivimos. Yo estoy muy en desacuerdo. Creo que todos podemos capacitarnos por nuestros propios medios gracias a la Internet. Yo hoy en día pude entrar en contacto con expertos mundiales de áreas que me interesan desarrollar. Puedo leer a los mejores en el instante en que lo desee comprando sus libros o leyendo sus blogs.

Yo todo lo que conseguí en el medio online y que hoy me llevó a tener libertad financiera lo aprendí gracias a ser autodidacta. Me senté un poco cada día a perfeccionar lo que creía que me faltaba y de esta manera pude continuar mejorando todos los días un poco más. Nada de lo que hago hoy lo aprendí en la universidad. Si me ayudó a plasmar nuevas ideas, pero todo lo aprendí solo.

Es increíble el poder de acceso a la información que tenemos gracias a Internet. Es tu trabajo profesionalizarte constantemente a tu manera. Encontrar tus puntos fuertes y darles poder gracias a la capacitación continua.

 

ideas

 

 

4. Debes chocar los nuevos conceptos con la vida real

Podemos aprender muchísimos conceptos desde el papel, pero hasta que no los apliquemos en la realidad no sabemos si realmente funcionan. Yo soy un convencido de que la única en que nuestro cerebro puede asimilar nueva información es llevándola a la práctica. La experiencia nos permite entender realmente como funcionan las cosas. 

En mi caso lo que hago es aplicar en un proyecto en marcha cada nuevo concepto. Busco superponer cada nuevo conocimiento con situaciones reales para finalmente entenderlos por completo. Supongamos que quiero aprender sobre finanzas. Cada nuevo concepto de finanzas que aprendo lo llevo a mis propias finanzas personales. Asimismo si quiero entender algo de historia, trato de entender porqué hoy estamos como estamos gracias a que eso sucedió en algún momento. 

Chocar los conceptos con la vida real nos permite entender su funcionamiento. Nos permite asimilar por completo la nueva información. Quedarse con la teoría no sirve de nada si no la llevamos a la práctica. ¿O acaso conoces a alguien que haya aprendido a nadar sin lanzarse a una pileta?

Un ejemplo fue cuando te conté cómo crear proyectos online luego de haberlo realizado.

 

 

5. Utiliza el pensamiento lateral

Deberías empezar a pensar de manera distinta para resolver tus problemas de una manera diferente al resto. Esto es sumamente clave para destacarte. El pensamiento lateral es una manera de afrontar el mismo problema que todos desde una perspectiva a la que pocos prestan atención. Para que me entiendas un poco mejor te voy a presentar un ejemplo claro de pensamiento lateral:

Una universidad dividía a los alumnos en diferentes grupos y les entregaba un sobre que contenía 5 dólares y la siguiente consigna:

Tienen desde el miércoles hasta el domingo para realizar el trabajo. Pueden utilizar todo el tiempo que quieran para planificar la actividad pero una vez abierto el sobre sólo tienen dos horas para ganar todo el dinero que puedan contando únicamente con lo que hay dentro del mismo.

El domingo deben entregar una diapositiva describiendo lo que han realizado y el martes por la tarde cada grupo tendrá tres minutos para presentar su proyecto al resto de sus compañeros de clase.

A partir de ese momento los jóvenes comenzaron a buscar con sus grupos la mejor manera de ganar mucho dinero con sólo cinco dólares. Nadie entendía muy bien cómo podían hacerlo y realmente hubo respuestas muy diferentes entre sí. 

A partir de esto las soluciones se dividieron en diferentes grupos: los que no se tomaron la actividad en serio, los que tuvieron una perspectiva clásica, los que fueron un poco más allá y los que llegaron más lejos que el resto utilizando el pensamiento lateral.

Los que no se tomaron la actividad en serio: pensaron en utilizar la idea que más riesgo traía como comprar un billete de lotería o apostar en las máquinas del casino sus cinco dólares. De esta manera perdieron lo que tenían dentro del sobre con mucha facilidad.

Los que utilizaron una perspectiva clásica: vieron que sólo tenían los 5 dólares. Por ejemplo compraron todos los materiales para realizar limonada con los cinco dólares y pusieron un puesto en la calle. De esta manera los ingresos fueron mayores a cinco dólares pero no como para destacarse. 

Los que fueron un poco más allá: pensaron que no tenían nada. Se sacaron de la cabeza los cinco dólares y comenzaron a pensar cómo podrían ganar dinero sin siquiera tenerlo. Un ejemplo fue un grupo de jóvenes que se dieron cuenta que los restaurantes de moda tenían una gran fila en la calle. De esta manera se dividían en grupos y hacían reservas que luego vendían a los clientes que esperaban en la calle por 20 dólares. De esta manera obtenían dinero y lo sumaban a esos cinco dólares iniciales.

Los que realmente utilizaron el pensamiento lateral: éste equipo se dio cuenta de algo muy valioso que tenían: los tres minutos para exponer frente a sus compañeros. Finalmente ganaron 650 dólares. ¿Cómo hicieron? Muy simple. Vendieron sus tres minutos de exposición a una empresa que quería contratar jóvenes universitarios para trabajar en su equipo. De esta manera la empresa pagó 650 dólares para ofrecer sus servicios durante tres minutos adelante de todos los universitarios. Los jóvenes ganaron el reto, no utilizaron los 5 dólares iniciales y obtuvieron un resultado inmejorable. 

Con esto te quiero mostrar que los problemas que enfrentamos diariamente se pueden resolver de diferentes maneras. Empezar a utilizar el pensamiento lateral te permite una resolución creativa a los problemas. 

 

 

Éste post es simplemente para mostrarte algunas ideas que cambiaron mi forma de pensar y actuar. Quiero agradecer a las personas que me las presentaron la primera vez permitiendo que pueda repensar mi manera de enfrentar el futuro. Espero que por lo menos te hagan pensar un poco y sacar tus propias conclusiones. Todo lo que nos haga pensar sirve para algo. Por cierto, no te olvides que tus ideas no son tuyas 😉

¡Cuéntame alguna idea que haya cambiado tu manera de pensar!


 

aprendizaje lateral

Sobre el autor Ver todas las publicaciones Web del autor

Federico Bongiorno

Creo cosas en Internet que las podes ver en LinkedIn. Viajo por el mundo, escribo y disfruto de emprender. Mi niño interior es mi director creativo y desde hace unos años tomé la decisión de convertirme en un nómada digital a través de empresas en Internet.

Click aquí para escribirme un e-mail.
Además...
Aprende GRATIS mis trucos.

2 comentariosDejar un comentario

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Completar * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.