Estrategia para generar clientes mientras viajas

Generar clientes

Generar los primeros clientes es realmente complicado. Nadie nos conoce, por lo tanto, nadie sabe que ofrecemos nuestros servicios. Por lo tanto hace un tiempo me dediqué a probar diferentes estrategias que me permitieran agrandar mi cartera de clientes en el mundo del marketing online.

Probando diferentes técnicas me encontré con una que fue realmente infalible. El porcentaje de conversión era altísimo. Y hoy te la quiero contar para que puedas hacer lo mismo.

Encontrar el problema de los clientes y realizar acciones para solucionarlo

¿Viste cuando te dicen que para conseguir un trabajo necesitas más experiencia? Y luego te preguntas… ¿Y para tener experiencia no necesito un trabajo?

Claro. Sucede. Entonces debemos hacer lo siguiente:

Buscar las empresas que tienen el problema que nosotros podemos resolver. Por ejemplo, en mi caso, eran empresas que no tenían un buen posicionamiento de marca en Internet. Podes buscar a través de muuuuchos medios. A mi me sirvió LinkedIn.

Una vez que las encontraste te recomiendo hacer un listado de Excel para hacer un seguimiento y manos a la obra…

 

Muchas veces las #empresas no saben los problemas que tienen, hasta que se los nombras Clic para tuitear

 

Al momento de hacer el primer contacto

1. Ahora tenemos 20 empresas a contactar ¿cómo hacemos? ¿Escribimos a info@empresa.com? Claro que no. Tenemos que llegar a la persona que pueda responder a nuestra solicitud. Generalmente son gerentes comerciales, directores, etc.

2. Entonces buscamos a estos perfiles a través de LinkedIn, entramos a su perfil y tomamos su dirección de correo electrónico para escribirles un e-mail que diga algo así como…

“¡Hola XXX! Estuve investigando sobre su *empresa* y me encanta *servicio, producto, etc* lo que hacen. Pero noté que aún no están bien posicionados en las redes sociales (algo tan importante hoy en día para el desarrollo de una marca). 

Tengo experiencia en *servicio*, *servicio* y creo que podríamos trabajar juntos.

Por favor escribime y te cuento un poco más sobre mi idea.

Te saluda atentamente,

Federico”

Obviamente lo podes pulir y mejorar adecuándolo a tu servicio/producto. Pero la idea del correo es que no tenga más de 6 líneas que se puedan leer rápidamente. Queremos generar la intriga y que nos contacten. Por eso simple, concreto y al grano.

3. Una vez que hicimos esto, necesitamos que la persona se entere y no piense que es un correo spam. Entonces volvemos a LinkedIn, y le escribimos un mensaje privado diciéndoles: “Hola XXX, te envié un correo electrónico a esta dirección: email@empresa.com ¿me indicas si es el correcto?”

Con esto logramos dos objetivos simples: que la persona se entere que le enviamos un correo, y por otro lado, chequear que la dirección a la que escribimos es la que usa actualmente.

 

¿Notas que están interesados pero es difícil de cerrar un acuerdo?

Es simple: ofrece hacer el trabajo “gratis”. Es decir, propone por ejemplo, un plan de marketing de un mes y medio con un presupuesto pequeño y ofrece llevarlo a cabo. De esta manera podrás mostrar tus habilidades, generar un buen contacto con el cliente y obviamente al mes y medio tenerlo dentro de tu cartilla.

Eso sí: plantea objetivos claros, ambiciosos y por sobre todas las cosas… Hay que superarlos.

 

Te puede parecer una idea muy simple. Pero pocas veces lo aplicamos. Es cuestión de perseverancia. Si haces esto todos los días, seguramente conviertas muchos clientes nuevos. Ojalá te haya servido.

 

Sobre el autor Ver todas las publicaciones Web del autor

Federico Bongiorno

Creo cosas en Internet que las podes ver en LinkedIn. Viajo por el mundo, escribo y disfruto de emprender. Mi niño interior es mi director creativo y desde hace unos años tomé la decisión de convertirme en un nómada digital a través de empresas en Internet.

Click aquí para escribirme un e-mail.

1 comentarioDejar un comentario