¿De quién son tus ideas? Leyendo esto lo vas a reflexionar

libros para viajar

Hoy estuve en una juntada de viajeros organizada por la comunidad viajera, donde me encontré con viejos amigos y desvirtualicé el contacto con muchos otros. Hablando con Guada salió un tema que me llevó a escribir este post: la libertad de las ideas. Me gusta ir por la vida absorbiendo ideas como una esponja. Lo que me ilumina la lamparita lo anoto, no me gusta que se me pase nada. Todo es inspiración en el día a día, hay que estar atento. Entonces, hablemos de la libertad de ideas:

 

Un ejemplo para entender a qué voy…

Hay una reconocida obra de Shakespeare llamada Hamlet. En ella, el protagonista debe vengar la muerte de su padre quien fue asesinado por su tío Claudio para apoderarse del reino. Es una historia muy interesante, pero me suena de otro lado. Recuerdo también una película en la cual el protagonista llamado Simba tiene una aparición del fantasma de su padre muerto. Luego de esto, regresa al reino para vengarse de su tío Scar y posicionarse como rey.

Es una película que me encanta, y no me imagino mi infancia sin haberla visto repetidas veces (hasta el día de hoy puedo seguir viéndola). De hecho, si no era por esta película, quizás ni le prestaba atención a la obra de Hamlet.

Pero ahora veamos lo siguiente… El creador del Rey León utilizó una obra de un autor fallecido como nutriente. Hubo todo un proceso creativo para desarrollar su propia idea derivada hasta llegar al producto final.

¿Las ideas derivadas son un robo de ideas? ¿No es válido inspirarse y usar como base la idea de otro? Si crees que no, sigamos con los ejemplos…

Si sos de América Latina seguro conoces MercadoLibre. ¿Quién hubiera creado MercadoLibre si no existiera eBay? Al igual que el ejemplo anterior, podríamos decir que es una obra derivada. Digo esto porque se tomó una idea base, y se la mareó hasta dar con la fórmula específica para acertar a un objetivo puntual.

 

 

Soy un acérrimo defensor de la alquimia de ideas

Se que la mente de cada persona puede crear cosas maravillosas. Cada uno de nosotros es único, y cada arquitectura de ideas es diferente. Podemos estar cinco personas observando una misma película a la vez, y todos sacar una conclusión diferente. Podemos estar diez personas observando la misma montaña en simultáneo, y todos escribiríamos una frase diferente para definirla.

Ahí rige la alquimia de ideas. El conocimiento que no se comparte, se pierde en el limbo. Si yo tomo el artículo que escribió un bloguero amigo sobre su visita a París, y hago un proceso creativo para modificarlo, le di un valor agregado. Lo transformé.

Los antiguos alquimistas hacían eso. Mezclaban constantemente para alcanzar el elixir de la vida eterna. Seguramente uno tomaba las ideas de otro y las modificaba para concretar un objetivo. Unían las ideas, las cuestionaban, las mejoraban (o empeoraban). ¿Te imaginas como hubiera sido si sólo existieran diez artefactos para mezclar y nadie pudiera repetir la mezcla de otro para modificarla? Hubiera sido imposible.

Quiero vivir en un mundo donde suceda eso con las ideas. Quiero que alguien agarre mis publicaciones y las use como base para su proceso creativo. Quiero visitar las páginas web de otras personas e inspirarme en sus líneas para crear las mías.

>> Cómo convertir una idea de viaje en algo exitoso

 

 

Vos también estas cometiendo un delito penal

Si, y afuera de tu casa ahora te estan esperando los fiscales. ¿Alguna vez descargaste música de Internet? ¿Alguna vez fotocopiaste algún libro para estudiar? ¿Alguna vez viste tu serie favorita en Internet? Todos esos son delitos penales. Imaginate la vida sólo disfrutando de la música que podes pagar. Imaginate la vida sólo pudiendo leer aquello que podes pagar. Realmente estaríamos muy atrasados culturalmente. Sería vacía. Sería mucho menos interesante. Habría menos feedback en todos los aspectos.

Yo quiero una vida vertiginosa. Quiero una vida donde las ideas se cuestionen constantemente. Quiero que confrontemos, que choquemos, que hagamos explosiones. Quiero opinar igual, quiero opinar distinto, quiero tener una opinión única y una compartida. Quiero disfrutar de las ideas libres. Quiero disfrutar de tus pensamientos y que vos disfrutes de lo que yo digo.

 

 

No me podes impedir el pensamiento (y yo tampoco el tuyo)

Si yo prendo una vela, no puedo impedirte a vos que te beneficies con la luz que genera. Las ideas son como velas que nos iluminan. Si yo brindo una idea, una perspectiva, no puedo impedirte a vos que saques tu conclusión y la compartas. Así se crea la cultura libre. Cuestionando lo que ya existe, modificándolo y compartiéndolo. Es una red de conexiones que transforma una idea principal en miles de derivadas.

Ojo, no me gusta cuando alguien copia algo literal y se adjudica la autoría. Pero si disfruto cuando alguien toma una idea principal y crea alrededor de ello. El proceso creativo es lo importante. Hay datos que se mantienen intactos, pero la magia esta en crear un entorno con el fin de modificar y generar un valor agregado para alcanzar un objetivo distinto.

Volviendo al ejemplo primero… ¿Cuántos niños hubieran conocido la obra de Hamlet si no hubieran creado el Rey León? Shakespeare encendió una vela, Walt Disney se benefició con su luz y la utilizó a su medida para crear algo nuevo y exitoso. Ambos tuvieron éxito, ¿qué hay de malo en ello?

>> Por ejemplo yo me inspiré en tres personajes históricos para contar una historia en mi blog

 

Yo también lo estoy haciendo ahora…

Si, aunque hasta ahora no lo sabías, saqué las ideas generales de una persona que lo compartió con el mundo. Una charla de TEDx habla puntualmente sobre esto que te acabo de hablar. Y quiero terminar con una frase que la autora de esta charla dice… Si la cultura no es libre, no es cultura. Escuchala:

 

Descuento - Explosión de creatividad

Sobre el autor Ver todas las publicaciones Web del autor

Federico Bongiorno

Creo cosas en Internet que las podes ver en LinkedIn. Viajo por el mundo, escribo y disfruto de emprender. Mi niño interior es mi director creativo y desde hace unos años tomé la decisión de convertirme en un nómada digital a través de empresas en Internet.

Click aquí para escribirme un e-mail.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Completar * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.