Cómo dejé la universidad para aprender viajando

Hace ya dos años tome la decisión de convertirme en un nómada digital. Quería llevar un estilo de vida donde el tiempo sea mi mayor activo. Me gusta tener la oportunidad de hacer lo que yo quiera en cualquier momento del día. Si me dan ganas de salir a andar en bicicleta al mediodía, hacerlo. Si quiero ir a visitar a un amigo por la tarde, también. En pocas palabras, soy un convencido de que la productividad de una persona no debe ser encasillada en un horario laboral. Cada uno es más productivo y/o creativo en su horario: no hay que forzarlo.

Cuando tome esta decisión de convertirme en nómada digital para poder combinar mi trabajo con mi pasión por los viajes, tuve que decidir otro punto importante: ¿qué hago con mi educación tradicional? 

Me encontraba comenzando la universidad y ya tenía trabas: la cantidad de faltas máximas que podía tener, no me alcanzaba para mis viajes. Era una opción u otra. No podía ir a la universidad y viajar en simultáneo (y en ese momento estaban apareciendo muchos viajes en poco tiempo). Decidí hacer los viajes: para estudiar tengo toda la vida, pero quien sabe cuando volveré a destinos como Costa Rica, Colombia, etc. Y esa fue la decisión que marcó mi futuro…

 

Sobre la educación en tiempos de viaje

Acá comenzó la historia. Los viajes trajeron proyectos nuevos. Ideas que quería poner en práctica. Necesitaba empezar a estudiar, pero el formato tradicional que llevaba antes de comenzar a viajar no me brindaba los conocimientos necesarios para poner en práctica mis emprendimientos. Tuve que tomar un camino alternativo para empezar a capacitarme en base a mis objetivos. Yo lo llamo ‘Aprendizaje Lateral’

 

La importancia de tener un proyecto en marcha

Con un proyecto en marcha logramos tener un ‘Norte’ hacia donde apuntar nuestra educación. Al crear algo que disfrutamos hacer, nos obligamos a estar en constante situación de alerta: si no mejoramos, nos supera la competencia. Una vez que tenemos nuestro proyecto debemos enfocar nuestra educación en la constante consecución de objetivos. 

En mi caso, el primer proyecto fue el blog. Supongamos que mi primer objetivo era alcanzar las 100 visitas diarias, entonces debería aprender como realizar marketing online para difundir mis contenidos. Si mi objetivo era posicionar mi blog en los buscadores, debería aprender sobre SEO. Los objetivos de mi blog marcaban el camino que debía seguir para avanzar en mi educación. 

 

Definir las necesidades

No es lo mismo lo que nos gustaría aprender que todo lo que debemos aprender. Para realizar una educación completa de manera alternativa debes hacer un listado de todas aquellas cosas que necesitas aprender para mejorar como profesional. Seguramente hay puntos que no te gustan o te resultan aburridos, pero es imprescindible que los aprendas. Por éste motivo es importante que listes todo lo necesario para tu proyecto.

Cuando creé mi blog hice éste listado de cosas a mejorar. Algunas me gustaban como pueden ser el marketing online, la escritura o los viajes. En cambio había muchas otras que detestaba como eran las métricas y estadísticas. Tuve que aprender sobre ambos aspectos ya que sin métricas no podía conocer el progreso de mi blog. 

Es importante que prestes atención a todas aquellas pequeñas cosas que debes mejorar (te gusten o no), para orientar tu aprendizaje hacia los objetivos de tu proyecto. Si no le prestas atención a todos los aspectos, es muy difícil que alcances los objetivos esperados. 

 

Aplicación instantánea de lo aprendido

La mejor manera de aprender un nuevo conocimiento es llevándolo a la práctica instantáneamente. ¿Conoces a alguien que haya aprendido a nadar sin lanzarse al agua? ¿Alguien que haya aprendido a manejar sin subir a un auto? Supongo que tus respuestas son no, no y no. Acá está la importancia de la práctica instantánea. Cada nuevo concepto que aprendas debes aplicarlo inmediatamente para fijarlo en tu cabeza. Si no lo aplicas, se olvida. Recordá aquellos momentos en que ibas a la escuela y memorizabas conceptos para repetirlos frente a la clase ¿te acuerdas de alguno? Es muy difícil que así sea. 

Ésto hago yo en mis proyectos. Voy aprendiendo y aplicando a mi manera. Constantemente obtengo un feedback con el mundo real. De esta manera logro entender lo que estuve estudiando de manera más pragmática. 

En ésta instancia se reitera la importancia del proyecto en marcha: si queremos aplicar los conceptos aprendidos ¿qué mejor manera de hacerlo que con un proyecto propio? De esta manera podemos confundirnos, probar y mejorar constantemente. Es la combinación perfecta.

 

¿Por qué defiendo éste formato?

Gracias a éste estilo de aprendizaje me di cuenta de la importancia de emprender. Entendí la necesidad de ser protagonistas de todo lo que aprendemos para que no quede en el olvido. Llevar a la práctica cada nuevo concepto me permite tener un feedback del mundo real. Me enseña cómo se comporta el azar en todo aquello que previamente leí. 

Por otra parte me ayudó a forjarme como profesional en el ambiente que más disfruto. Gracias a mis proyectos -que constantemente mejoro gracias a esta forma de aprender-, pude darme a conocer en el entorno que quería. Hoy en día conozco gente del rubro que elegí en muchísimos destinos del mundo. 

Finalmente me di cuenta que debemos romper con el status quo para obtener resultados diferentes. Imagínate que todos los que aprendemos lo mismo, realizamos las mismas acciones. ¿Qué sucedería? Obtendríamos los mismos resultados. Ir por los márgenes nos permite observar todo desde una perspectiva diferente. Nos ayuda a tomar decisiones distintas y obtener resultados variados: a veces mejores y a veces peores, pero diferentes. 

 

Y en mis viajes puedo seguir estudiando

Ésto lo hice gracias a mi Kindle. Puedo seguir leyendo a los mejores del rubro que elegí gracias a los libros. Me descargo el que necesito, lo leo, resumo y aplico. Esa es la ecuación exacta. Hoy en día me encuentro leyendo entre 3 y 5 libros por mes con ésta finalidad: perfeccionarme en todo aquello que creo necesario para mi emprendimiento. 

 

Te lo cuento con detalles

Me hicieron muchas consultas por éste motivo. Sobre qué estudiaba, cómo mantenía esto mientras viajaba y demás. Entonces me propuse escribir un e-book donde comparto todo esto que fui aprendiendo. En él podrás encontrar de qué se trata esto del aprendizaje lateral y cómo llevarlo a la práctica en tu vida. Es una guía con el paso a paso de cómo hacerlo y con ejemplos de mi propia experiencia. Tiene más de 50 páginas con ejemplos claros. ¡Te invito a leerlo! Simplemente haz click en la imagen para saber más al respecto…

aprendizaje lateral tw

 

Sobre el autor Ver todas las publicaciones Web del autor

Federico Bongiorno

Creo cosas en Internet que las podes ver en LinkedIn. Viajo por el mundo, escribo y disfruto de emprender. Mi niño interior es mi director creativo y desde hace unos años tomé la decisión de convertirme en un nómada digital a través de empresas en Internet.

Click aquí para escribirme un e-mail.

1 comentarioDejar un comentario

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Completar * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.