Motivo por el cual deberías poner tus viajes en tu currículum

Voy a ser sincero: aunque éste sea mi blog de viajes, siempre apunté a contagiar esa chispa de salir de la norma y encarar lo poco tradicional. Al fin y al cabo, los viajes hacen eso ¿no?

También me encanta la gente que me trae nuevas ideas, que me desafía a ver las cosas desde otra perspectiva. Y eso sucedió en estos días. Dejame que te ponga en contexto: estaba leyendo la publicación de Bosco Soler titulada “Cómo crear tu propio Máster” y me surgió la necesidad de insertar mis viajes en mi “currículum”. Bueno, en realidad mi currículum hoy en día es mi perfil de LinkedIn.
Fue todo gracias a éste fragmento que me permito citar:

—Pero Bosco, un máster tradicional lo puedes poner en un currículum, y este no.

—Pues en realidad sí que puedes. Es más, deberías hacerlo. En países como Canadá o Alemania se pone bien arriba si has decidido tomarte un gap year para proyectos personales o para viajar, porque las empresas realmente valoran esa iniciativa.
De hecho, yo nunca trabajaría para una compañía que no entendiese esta experiencia como un plus, así que si ponerlo me hace perder entrevistas, es en realidad tiempo que me estoy ahorrando.

Entonces comencemos: ¿Por qué voy a agregar mis viajes a mi curriculum?

Porque es experiencia. Está bien, quizás no se traduzca en horas de aula frente a un profesor y con exámenes que lo respalden. Pero para ser honesto, viajar, a veces te brinda experiencias mucho más difíciles de superar. Voy a contarte algunas:

Trabajo en equipo

Cuando estuve en Costa Rica aprendí lo que es el trabajo en equipo. Durante una excursión de rafting y canopy a través de la selva tuve que trabajar con varias personas -de las cuales algunas no entendían el idioma- para superar obstáculos. Por ejemplo, durante el canopy debíamos trabajar la coordinación: hasta que una persona no aseguraba la soga del otro lado, el que seguía no podía saltar. La coordinación debía ser perfecta para evitar accidentes. ¿Cuál fue el resultado? Una experiencia de adrenalina y aprendizaje única.

Luego, en el rafting, todo debíamos coordinar acciones para evitar chocar contra las rocas. Eramos cuatro personas que debíamos seguir lo que indicaba el líder del equipo (guía). Si el decía ¡ABAJO! significaba que un peligro estaba cerca y debíamos echarnos en el bote. Si el decía ¡IZQUIERDA! todos los del lado izquierdo del bote debían remar con todas sus fuerzas para doblar y evitar la colisión. ¡Fue increíble!

¿A qué voy con esto? Viajar te enfrenta a situaciones en las que debes comunicarte con un equipo de personas (muchas veces mediante señas por barreras del idioma).

 Improvisación

Sí, en los negocios es muy importante saber improvisar. Resolver problemas de manera espontánea genera que estés un paso por delante de la situación. Cuando estamos de viaje esto sucede continuamente: por ejemplo cuando viajé a Costa Rica -sí, me sucedió de todo en éste viaje, jaja- llegué al aeropuerto sin problemas. Excepto que mi equipaje había quedado en Chile :-). Tuve que improvisar la manera de conseguir ropa ya que yo estaba de jean y zapatillas, pero al otro día había pactado una excursión de rafting.

O también, en el mismo viaje, cuando estaba por volar de Costa Rica a Buenos Aires, me jugó una mala pasada el cambio de horario: llegué al aeropuerto una hora antes de que el vuelo despegue y estaba lleno de gente. Tuve que hablar con los guardias, saltear colas, correr y finalmente llegué con veinte minutos de sobra. En el momento fue muy desesperante, pero se resolvió con improvisación.

¿A qué voy con esto? En los viajes constantemente necesitamos improvisar. Ésta habilidad nos ayuda a ser más flexibles a la hora de afrontar un problema. Y siendo sincero ¿quién no querría alguien así en su equipo?

 Organización

Como hay improvisación durante un viaje, también hay una organización previa. Coordinación de vuelos, hospedaje, excursiones, comparación de precios, días y fechas, todo. Aunque haya casos especiales de personas que no piensan en nada y se lanzan al mundo, todos en algún punto organizamos nuestro itinerario de lugares y destinos. Básicamente aprendemos a ser una persona un poco más ordenada para cumplir con nuestras preferencias.

¿A qué voy con esto? Viajar te convierte en una persona que equilibra constantemente la organización con la improvisación, y ésto en cualquier empresa es útil.

 Cultura general

Siempre digo que viajar es la mejor manera de aprender ya que vivís en carne viva lo que los libros te explican. Es la manera de llevar a la práctica todo lo que la teoría nos dice que existe. Asimilas mucho mejor, te llenas de experiencias y convivís con nuevas culturas. Aunque no lo veas en el instante en que estás viajando, son las situaciones más enriquecedoras que te puedas imaginar.

¿A qué voy con esto? El mayor activo de una empresa es un equipo sumamente culto.

 Perspectivas (muchas)

Muchas de las ideas que hoy llevo a cabo como negocios aparecieron mientras estaba viajando. Si estás en Medellín o visitando algún rincón de Chile seguro encuentres algo que falta en tu país. Es una oportunidad de negocio. Muchos ejemplos de esto ya los conté en mi publicación sobre porqué es tan importante el viaje en el mundo del emprendimiento. Cuando viajamos las perspectivas y el estímulo a nuestros sentidos es constante. Hay que aprovecharlo para generar nuevas ideas.

¿A qué voy con esto? Me parece sumamente importante conformar un equipo con varias personas que tienen perspectivas sumamente diferentes de una misma situación.

Podría seguir durante un largo rato enumerando otras habilidades que se aprenden al viajar: idiomas, negociación o habilidades sociales. Pero mi intención hoy era generar esa duda en tu cabeza: ¿por qué no agregas tus viajes en tu currículum? Yo lo estoy haciendo ahora mismo.

Sobre el autor Ver todas las publicaciones Web del autor

Federico Bongiorno

Creo cosas en Internet que las podes ver en LinkedIn. Viajo por el mundo, escribo y disfruto de emprender. Mi niño interior es mi director creativo y desde hace unos años tomé la decisión de convertirme en un nómada digital a través de empresas en Internet.

Click aquí para escribirme un e-mail.

3 comentariosDejar un comentario

  • Federico! Muy de acuerdo con vos!. Soy viajera y no seria la misma persona si no hubiera viajado tanto y por tantos lugares diferentes. Por ejemplo, hay un antes y un despues en mi persona luego de viajar por Asia. Muy enriquecedor. Tengo titulo universitario, pero lo que me han dado los viajes, no me lo ha dado nadie. Saludos! Laly

  • Muy de acuerdo en que sería una excelente estrategia para demostrar lo que has aprendido de la vida en la práctica diaria de viajar y conocer nuevas formas de vida.

    El que viaja, realmente, más que de turismo, sabe que lo que se aprende es invaluable y que de cada viaje uno llega con mucho más que experiencias 🙂

    Gracias,

  • Hola Federico!! He leído tu blog de viajes, y justamente le preste atención al apartado de agregar tus viajes al currículum. Creo que tienes muchas razón en todos los motivos que das. Gracias y seguí escribiendo…

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Completar * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.