Viajar: ser coherente con nuestros sueños

cumplir nuestros sueños

“La coherencia con nuestros sueños, aumenta la felicidad colectiva del universo”
Juan Pablo Villarino, Acróbata del Camino

Hoy quiero tocar un tema tabú en muchos hogares. Desde chicos, culturalmente se busca inculcar el estilo de vida de recibirse en tiempo récord y trabajar en horarios de oficina. Debe haber, pero creo que son pocas las personas que sueñan con vivir en la cómoda rutina. 
A través de esta frase que cité antes de un amigo y bloguero, les quiero mostrar algunos pasos a través de los cuales yo llegué a cumplir mis sueños y vivir viajando por el mundo:

Plantearse un objetivo claro, ambicioso y realista

Yo desde el primer día que comencé el blog tuve un objetivo: conocer la mayor cantidad de países que pueda, y contarlo a través de mi blog. Como verás, el objetivo claro era viajar. A la vez era ambicioso, porque buscaba conocer la mayor cantidad posible de países. Y finalmente era realista, ya que nadie podía impedir que comience a viajar por el mundo. 
Para llegar a este objetivo final, me fui planteando mini-objetivos: hacer contactos en los destinos, planear un nuevo viaje, entre otros.
Además, estos pequeños objetivos que llevaban al objetivo mayor, eran un estímulo. Es decir, que cada vez que cumplía uno de ellos, me ponía contento, y mis ganas de alcanzar el objetivo final se potenciaban por demasía. Iba arrimando mis acciones a mis sueños.

Encontrar el medio para alcanzar tu fin

Esto es primordial. Una de las primeras cosas que tenes que hacer cuando planteas tu objetivo, es divisar el medio por el cual vas a alcanzarlo. Mi blog fue eso. Un medio para un fin. A través de mi blog, cree como un currículum propio, de mis aventuras y trabajos. Inserté mi vida en él, y la compartí. De esta manera, pude hacer contactos profesionales y nuevos amigos. Conocí gente maravillosa y además surgieron trabajos impensados. Mis sueños iban tomando forma.
Hoy en día gracias al medio que busqué para llevar a cabo mi fin, puedo viajar por el mundo. Muchas veces los destinos me invitan para promocionar sus atractivos. Otras veces, los hoteles me invitan a alojarme y conocer sus servicios. Y todo esto, fue gracias al medio que elegí para llegar a mi objetivo.

[Tweet “”Para alcanzar mi objetivo final, siempre me propuse hacer lo que amo””]

VIÑA DEL MAR SUEÑOS

Sé perseverante para poder ver los resultados

Como ejemplo, podrás saber que la gran inmensa mayoría de los blog, no superan el año de vida. Allí vemos la poca constancia. Los resultados comienzan a aparecer con el tiempo, no hay fórmulas mágicas. Por este motivo es que te recomiendo hacer lo que amas. Hacer aquello que harías si el dinero no importara. Disfrutar de tu “trabajo”. De esta manera, yo hace ya dos años que escribo cada aproximadamente 2 o 3 días un nuevo post. Hice una rutina de mi pasión, y hoy me es más fácil escribir. Lo disfruto y lo hago diariamente. 
Los resultados comenzaron a aparecer al año y medio de perseverar. A veces no se me ocurría sobre que escribir, o que publicar, pero igual me sentaba a estimular mi creatividad. Al rato, salían ideas. Y continuaba. Un paso más cerca de mis sueños.
Con esto te quiero decir que no te desanimes si no ves resultados rápidos: es normal. El hábito hace al maestro, grabatelo.

>> Conoce a estos otros 10 locos que están llevando a cabo su sueño

Animate: todo tiro no hecho, es tiro errado

Uno de los pasos más difíciles en cualquier ámbito, es el primero. Una vez que ya nos lanzamos, todo comienza a conspirar para que logremos nuestro objetivo primario. Por este motivo, animate a hacer lo que amas. Pero hacelo ahora, cuanto antes mejor. Muchas veces postergamos por indecisión o falta de ganas/inspiración. Pero como diría Picasso: que la inspiración nos halle trabajando. Una vez más lo digo, hay que ser coherente con nuestros sueños.
Armate una rutina, planifica un poco, y comenza. Siempre se puede recalcular el camino, y volver a empezar en caso de que no nos guste algo. Por ejemplo, mi blog ya cambió de colores y formatos unas 3 o 4 veces a lo largo del camino. Pero… ¿Cómo le hubiera errado si no hubiera comenzado nunca?

>> Un tiro errado: el día que no pude ingresar al Coliseo Romano

[Tweet “”Todo tiro no hecho, es tiro errado””]

Contame… ¿Cuál es el medio para tu fin?

Sobre el autor Ver todas las publicaciones Web del autor

Federico Bongiorno

Creo cosas en Internet que las podes ver en LinkedIn. Viajo por el mundo, escribo y disfruto de emprender. Mi niño interior es mi director creativo y desde hace unos años tomé la decisión de convertirme en un nómada digital a través de empresas en Internet.

Click aquí para escribirme un e-mail.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Completar * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.